lunes, 26 de mayo de 2014

Azúcar... ese dulce veneno!


Pues nada... que resulta que soy madre!! Vaya novedad verdad? Esta no es la noticia de hoy, pero si que es la causa por la que esta entrada acaba surgiendo en mi cabecita! Cuando te haces mamá, un chip extraño se desarrolla en el cerebro de las mamis, y lo que antes te daba igual  ahora es importante... No quiero decir que mi alimentación me tirara de un pie hace unos meses, pero es verdad que no me obsesionaba como ahora... llamarme loka!!! 
Desde que Nico nació, me esfuerzo cada día en elegir los mejores productos para él, en seleccionar yo misma sus frutas y verduras, y tratarlas de la forma que mejor conserven todas las vitaminas y nutrientes. Ahora empezamos con la carne (Pollo, ternera, conejo...) y más de lo mismo... No solo pienso en su alimentación, sino también en la nuestra! Estoy convencida que la mejor educación que le puedes dar a un niño es el ejemplo, y si ve a Mamá comer fruta, él comerá mejor la fruta, y así con todo lo demás... por lo que nos esforzamos en enseñarle hábitos de vida saludables, aunque igual, tú que me lees pienses: -Tremenda exagerada!.Pues puede ser que lo sea... igual en unos meses o años, leo esta entrada y me río de mi misma... pero hoy por hoy esto es lo que me preocupa! 


Soy de la generación de "Érase una vez el cuerpo humano", os acordáis? Pues resulta que aquellos dibujos nos enseñaron a toda una generación que nuestro cuerpo estaba formado por millones de células, y que para sobrevivir cada una de ellas debía alimentarse. La salud de estas células depende directamente de los nutrientes que reciban, de los que nosotros les aportemos desde aquí fuera con nuestra alimentación. Lo que ingerimos es lo que la sangre le transporta a las células, ya sean toxinas o nutrientes.
La sangre se dedica a recoger lo que sea que le hayamos dado ese día, de nuestras paredes intestinales. Transporta los nutrientes y se limpia de los productos de desecho a través del hígado y los pulmones. El problema es que la sangre es un soldado un poco tontorrón, y actúa como un trabajador en una fábrica de producción en cadena... su misión es transportar independientemente del producto que le llegue. Así que si en vez de enviarle nutrientes, nosotros le enviamos toxinas, esta las transportará a las células como si de nutrientes se tratara -Ahhh!!! Yo hago mi trabajo! A mi que no me digan nada!!!   Y en el caso de que existiera alguna deficiencia en los alimentos que comemos, la sangre viaja igual a junto las células pero llega con las manos vacías... - Hoy no te han enviado nada señora célula!! Y la célula se pone muy triste...
El problema cuando esto ocurre, es que las células se van enfermando y el trabajo que ellas desarrollan tampoco lo podrán realizar correctamente porque están cansadas, y esto termina por influir en nuestra capacidad de pensar y sentir. 


Lo primero que debemos evitar, son los alimentos bajos en nutrientes, que contienen sustancias nocivas como conservantes, colorantes, pesticidas, hormonas y evitar otro tipo de alimentos también nocivos para la salud como la sal, el Azúcar, grasas saturadas, harinas refinadas y alimentos de origen animal, para conseguir tener un organismo lo más limpio posible de toxinas.

Ya sabéis la importancia de consumir frutas y verduras, sin que yo lo diga, igual que las semillas y los frutos secos... no estoy descubriendo nada nuevo, lo sé! Pero entonces por qué escribo todo esto??? 

Me preocupa la moda del Azúcar que está invadiendo un poco el mundo... A través de programas de televisión, de aportaciones de gastronomía de otros países y en general de nosotros mismos! Por que las nuevas modas nos gustan más que a un tonto un lápiz!  
Las tartas de fondant, los frosting, la comida rápida, los productos preparados, etc... están genial para un momento dado, para algo muy puntual, como consumo muy moderado, pero no como norma general...  (No me matéis porfi!! ) 

Creo que tal y como está girando el mundo ahora mismo, tengo que defender la comidita casera, los guisos de mamá... os acordáis? el placer de cocinar algo rico y bien hecho! Dulces para nuestros pekes? Claro que si! Pero leer bien las etiquetas, todos los E nosecuantos que sabe dios cuanta metralla llevan, y sobre todo incorpora la mala costumbre de hornear con ellos! Un bizcocho, unas magdalenas, galletas, un pastel... les encantará!


Sabes la cantidad de azúcar que contiene cada alimento que comes? El azúcar es la droga del Siglo XXI y aunque pensemos que está en productos como el fondant o los que nombré antes, también lo encontramos en otros que ni nos imaginamos, así que los consumimos con tranquilidad sin saber siquiera que le estamos mandando más y más toxinas a nuestras pobres células.... Uno de los casos más claros:

-Kepchup comprado , que puede llegar a contener 20grm de azúcar por cada 100grm de producto.
-El tomate frito:  8 grm de azúcar por cada 100grm de producto. 
-Los cereales de desayuno: Entre 6.5 grm y 12.5 grm por ración.
-Maíz dulce: En una lata pequeña podemos encontrar unos dos o tres terrones de azúcar. Lo mismo ocurre con los postres para bebés o las mermeladas "ligeras". 
-El pan nuestro de cada día! : En especial el pan de molde, en cuya composición se añaden unos 3grm.
-Yogures 0% grasa: 20grm de azúcar por 150 grm de producto.
-Cacao soluble: Por cada 20grm de cacao, 14grm son de azúcar.
-Crema de cacao para untar: Contiene jarabe de glucosa, fructosa,o jarabe de fructosa entre sus primeros ingredientes... lo de cacao, avellanas y azúcar está confundido en cuanto al orden de ingredientes salvo que prepares una crema de cacao tú mismo en casa. 
Bebidas, refrescos y zumos: Una lata de refresco contiene alrededor de tres sobres de azúcar, así como las tónicas o zumos de frutas... 

Teniendo en cuenta que la cantidad diaria de azúcar recomendado para la mujer es de 50grm y para el hombre de 70grm cuidadín con lo que consumimos o comemos... ya que estos alimentos superan con creces el 10% del aporte diario energético que necesita nuestro cuerpo.
La OCU explica que no es obligatorio añadir en las etiquetas de cada producto las cantidades de azúcar, y cuando lo hacen no se distingue entre los azúcares propios de los alimentos (azúcares naturales) de los añadidos.

El azúcar es el causante de un montón de enfermedades, así que es algo que conviene controlar. 


Las vitaminas del grupo B son solubles al agua y desempeñan funciones tan importantes como la de actuar como factores de diferentes sistemas enzimaticos relacionados con la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono o azúcares. El factor común de todos los productos dulces es el azúcar refinado, por lo tanto un consumo elevado de estos hace que necesitemos un aporte extra de vitamina B1 y B2, además de perder otro tipo de vitaminas y minerales...


Nuestros pekes van a heredar ciertas costumbres que la sociedad está desarrollando si nosotros como padres no hacemos nada por impedirlo. Yo como ya fui niña, se de sobra lo importante que es la base de una buena educación, y aunque en muchas cosas pasamos olimpicamente algo siempre queda... No cuesta nada intentarlo al menos, y tratar de alejar ciertos alimentos en la medida de lo posible... Más comiditas caseras!!! :-D 


Este post se hizo con datos recogidos en diferentes fuentes, libros, apuntes de mi época de estudiante, webs y recomendaciones o consejos de nutricionistas amigas. Cito fuentes como Consumer, Ocu, El Abc de la salud entre las anteriores. 
No pretendo enseñar nada a nadie, simplemente haceros reflexionar, si con esto lo consigo genial, y si no pues hacérmelo saber para esforzarme aun más! ;-) 

Besitos dulces que no refinados!!! :-*