lunes, 12 de mayo de 2014

Muffins de Plátano rellenos de chocolate


La vida da trescientas mil vueltas por año, y cuando sale el sol y ves que todo es azul siempre llega alguna nube que lo nubla todo un poco... pero luego pasa y volvemos a empezar... todo pasa y nada permanece no es así? Digo esto, porque tengo a la nube encima, y esto provoca que no exista tiempo para mi en mi día a día, y me lo pase soplándole a esa nubecita que se instaló donde no nos hacía falta... pero que se le va a hacer? Mientras solo sea nubecita y no nubarrones... Mente en positivo!! :-D Así que el blog está un poco parado, desolado, sólo y triste... y yo cuando pienso en él me entristezco también porque tengo un montón de cosas que contaros y enseñaros guardadas en el PC, pero que no encuentro el hueco para edición y redacción... aisssxxx poco a poco... 
Mientras lo voy ordenando todo, os dejo unos muffins de choco plátano, que son infalibles para los días grises y los problemas varios! El chocolate es archiconocido por sus propiedades de inyectar felicidad extremis al que lo saborea, pero el plátano en mi caso le añade ese punto de nostalgia, de energía, y de niñez que hace que la mezcla sea mágica! :-P 
No os aburro más y os invito mejor a probarlos no?? 



Ingredientes:

-280grm de Harina
-3 cucharadas de levadura Royal
-1 cucharada de sal
-2 Huevos caseros
-95grm de mántequilla fundida y atemperada
-100 de Azúcar
-185ml de leche
-100gr de plátano en trocitos.

-90grm de chocolate para fundir.

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y tamizamos la harina, con la levadura y la sal.
En un bol, batimos la leche con la mantequilla, el azúcar y los huevos. Incorporamos el plátano. Vamos añadiendo la harina poco a poco , removiendo hasta que obtengamos una masa homogénea.
Rellenamos las cápsulas hasta casi el borde del molde y horneamos unos 25 min, dependiendo de cada horno.
Dejamos enfriar  en una rejilla, y una vez bien frias les vaciamos el interior con un descorazonador de mánzanas, y les añadimos el chocolate fundido a baño maría con una manga pastelera para que nos sea más fácil. 
Son super esponjosas y me encanta el copete bonito que les quedó! :-D 
A Catarlos!!! mmmm