viernes, 5 de diciembre de 2014

Lemon, Ginger & Pepper Bund Cake


Cuando leí en el libro de Bea, la receta de un Bundt cake con Pimienta blanca y Jengibre supe que antes o después lo haría, porque la curiosidad de catar ese sabor tan distinto me podía. Y así fue como este precioso Bundt acabó saliendo de mi horno con un final atroz al ser devorado por caníbales Come-Bundt cakes de todas las edades. Desde el Mini Nico que pellizcaba en cada uno de sus viajes a la cocina, Papá que cuando aprieta el hambre se arriesga a probar todo lo que mamá cocina por muy raro que sea, y la Cocinera de experimentos que con la excusa de que no quiere que nada se pierda ya si eso se lo zampa ella... así que queridos lectores, siento deciros que no os hemos dejado ni las raspas! Pero para compensar os dejo la receta, y espero que la curiosidad de saber lo rico que puede estar un Bundt cake con estos ingredientes tan extraños, que hasta un niño de un año prueba y repite no una, si no mil veces...
Sabéis que el Jengibre es un estupendo antibiótico natural?


Ingredientes:

-250gr de mantequilla
-250gr de azúcar
-3 huevos caseros tamaño L
-420gr de harina
-3/4 de cucharada de bicarbonato sódico
-3/4 de cucharada de polvo de hornear
-1 cucharada de pimienta blanca en polvo
-250ml de buttermilk 
*( Si no tienes lo puedes hacer, en 250ml de leche añades un chorrito de limón y esperas 10min a que se corte. Ya tienes tu Buttermilk! )
-2 cucharadas de ralladura de limón
-2 cucharadas de zumo de limón
-2 cucharadas de Jengibre fresco rallado

Precalentamos el horno a 170º
Engrasamos nuestro molde con el spray especial de desmoldado o aceite.
Mezclamos en un bol el Jengibre rallado, la ralladura y el zumo de limón, y reservamos.
En otro bol, tamizamos la harina, el bicarbonato, el polvo de hornear, y la pimienta. Reservamos.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta blanquear la mezcla y conseguir una textura cremosa.
Añadimos uno a uno, los huevos ligeramente batidos, y batimos a velocidad baja.
Añadimos un tercio de la harina, alternandola con el buttermilk y terminando de nuevo por la harina.
Incorporamos el zumo de limón, ralladura y Jengibre que teníamos reservado y mezclamos hasta que esté bien integrado.
Volcamos la mezcla en el molde, y le damos unos golpecitos para que la mezcla quede bien acomodada en todos los huecos de nuestro molde, ya que es un poco espesa. Alisamos la superficie.
Horneamos entre 45/55 min, o hasta que al pincharlo con una brocheta esta salga completamente limpia.
Sacamos del horno y dejamos reposar unos 10 min antes de desmoldar.

Te imaginas comer un trocito con una taza de té caliente de lemon & Ginger? mmmmmm
Feliz semana!