miércoles, 16 de enero de 2013

Día de la croqueta !!!


Ayer de noche, me enteraba a través de Josiño  vía Twitter de que hoy era el día de la croqueta!!  Y yo soy fan de la croqueta desde que el mundo es mundo por lo menos!!! Así que quería aportar mi granito de arena a este bonito día croquetil!!! Aunque para croquetas especiales las que publicó él CROQUETA POLSKI "KROKIET" #díadelacroqueta  .Os recomiendo que le déis un vistazo a su blog porque no deja indiferente a nadie!!! Palabrita de Marta!! 

En mi casa las croquetas proceden del aprovechamiento, aunque la croqueta realmente viene de Francia. Pero es que en casa de mi abuela, después de la guerra, y siendo una familia con bastantes hijos que vivían del campo, os imaginaréis lo que aprendieron a racionalizar no? Mi abuela hacia los cachelos, o patatas cocidas con monda, porque decía que así no se desperdiciaba nada... Pobre!!! Y las croquetas las enrollaba con cualquier ingrediente que sobraba, fuera lacón, pollo, carne asada, etc... el caso era, que no iba ni una miga de pan a la basura, ya que se podía reciclar como pan rallado.. en fin..
 La croqueta es un alimento originario de Francia aunque es más popular en los Países bajos y en España, donde puede comerse como acompañamiento, plato principal, entrante o tapa.
Existen diferentes variantes de las croquetas dependiendo del contenido, que suele consistir en taquitos de jamón, bakalao etc. son conocidas en gran parte del mundo y casi cualquier gastronomía tiene alguna variante: en la cocina japonesa se denominan korokke,en  holanda kroket. En la cocina Alemana y la Belga son muy populares las de patata. También se hacen croquetas sin bechamel, usándose en estos casos otras masas tales como patata hervida, boniato, arroz.
En Argentina una preparación que a veces se confunde con la de la torreja es la de croqueta. En efecto, en Argentina se llaman croquetas (por lo crocantes) a unos bollos casi al modo de albóndigas fritas preparados con arroz o con acelgas o espinacas previamente hervidos y luego aglutinados con huevo batido antes de ser fritos en una sartén.
 La croqueta se ha abierto paso en nuestro país, la podemos encontrar como aperitivo en cualquier bar de tapas, o como guarnición de cualquier plato combinado en cualquier cafetería. Pero ha llegado a adquirir el glamour necesario, como para que no sea raro encontrarla como el picoteo de cualquier boda, o celebración que se precie... Al final, unas buenas croquetas nos encantan a todos...
Conocéis a alguien que no les gusten? Yo no!!!


No es raro que existiese antes de principios del siglo XIX, aunque parece que pudo ser el cocinero francés Antonin Cáreme, quien la hizo entrar en las cocinas nobles. Conocemos que uno de los platos que sirvió, el 18 de enero de 1817 en un banquete que preparó para el príncipe regente de Inglaterra y el Gran Duque Nicolás de Rusia, fueron las croquetas à la royale.

Probablemente la primera croqueta era de patata, con incorporación o no de huevo. Alejandro Dumas en su crónica del viaje a España en 1846, menciona su receta personal de croqueta de patata y no recoge otra española, aunque hace un listado muy amplio de platos habituales en España en ese tiempo. La reiterada cita de esta fórmula y su presencia en las cocinas antiguas de Estados Unidos, parece atestiguar que la difusión de fórmulas sencillas se hace desde Francia en el primer tercio del siglo XIX. Por ejemplo, un libro de cocina clásico americano recoge ya croquetas de pollo en 1857. Por lo que se refiere a España, parece que la croqueta se introdujo con mayor lentitud. Tenemos noticia de ellas en el popular libro de Altimiras de principios del siglo XX y de nuevo en otro clásico para recién casadas, que las menciona en el primer tercio del mismo siglo, refiriéndose en los dos casos a preparados de pollo, conejo, merluza.
Resulta interesante el testimonio de Dña Emilia Pardo Bazán, que recoge fórmulas de croqueta con pollo o vaca y dulces ya en 1913, y asegura que son populares en España. 
Están los famosos fish cakes de Norteamérica, que son croquetas, sí, pero en forma de albóndiga, y las mayores veces son elaboradas con carnes del mar, siendo el salmón y el cangrejo los más comunes rellenos. En las Antillas Francesas las croquetas de bacalao son populares; en Brasil e Indonesia se les llama risoles a las croquetas, que se rellenan con maíz nuevo, queso o pollo (Brasil) o ragú de carnes (Indonesia) y son descendientes de las rissóis portuguesas, de que las de bacalao y papa son las indiscutibles reinas. Vale la pena mencionar los arancini sicilianos, que aunque tienen forma distinta (bola o cono) se rellenan con arroz y ragú, para luego freírse. Los rissoles de origen francés también son populares en el sur de Irlanda y muy similares a las croquetas españolas, con su mezcla de papas, hierbas aromáticas, paprika y lo que le apetezca a la dueña de la despensa.

Algo tan común en nuestra gastronomía, y un plato o pincho tan conocido por todos, a veces parece que es hasta ridículo plasmar una receta de ellas, más que nada, por que... Quien no ha echo croquetas alguna vez?
Aun así, creo que es uno de los lujos de nuestra mesa que requieren un sitio en cualquier blog que se precie, así que señoras y señores, aquí la receta de mis croquetas!


Ingredientes:
-Harina.
-Pollo asado desmenuzado.
-1 Cebolla.
-3/4 L de leche.
-Sal.
-2 Huevos caseros.
-Pan rallado con perejil.
-Aceite de oliva.
-Vino blanco

 Picamos la cebolla y el pollo en trocitos pequeñitos.
En una sartén echamos un chorro de aceite y ponemos a pochas la cebolla con un poquito de sal. Cuando esté listo le añadimos el pollo desmenuzado, y un chorrito de  vino blanco del bueno eh!!.
Dejamos que se poche todo junto unos diez minutitos a fuego lento.
Pasado este tiempo, añadimos unas cuatro o cinco cucharadas de harina y revolvemos con una cuchara de palo enérgicamente. Se formará una pasta, entonces agregaremos la mitad de la leche para aligerar y seguiremos removiendo.
Cuando la masa vuelva a estar compacta, agregaremos la otra mitad de la leche que nos queda, y seguiremos removiendo unos 10min más.
Cuando la masa se despegue del fondo de la sartén con facilidad, será que está lista.
La pasamos a una fuente, y la tapamos con un paño o con papel albal. La dejamos reposar y enfriar.
Para preparar las Croquetas, dispondremos un plato con pan rallado y otro con los huevos bien batidos. Iremos tomando porciones de masa con la ayuda de una cuchara y las pasaremos primero por huevo y después por pan rallado, iremos dándole forma de croqueta con la mano. Las pasamos a una fuente, hasta que tengamos todas las croquetas formadas.
En una sartén con abundante aceite, y bien caliente, ponemos a freír las croquetitas, y ahora sí ya estarán listas para degustar!! 
Espero que a Josiño le gusten mis Croquetillas!!! :-P