lunes, 19 de enero de 2015

Judías con patata y huevo cocido


Hoy os traigo un plato de lo más básico y tradicional. No tiene la más mínima ciencia y seguramente estaréis aburridos de comerlo en casa. Quizá, si hay algo que destacar sea el aliño, o la ajada especial que preparo para acompañar las judías y que cambia totalmente el sabor.
De cualquier modo, creo que es un plato de lo más nutritivo y que tiene ganado un espacio en este blog, así que os lo dejo por si a alguien le apetece probar!


Ingredientes:

-4 Patatas
-1 kg Judías
-4 Huevos caseros
-2 Ajos
-Aceite
-Vinagre
-Sal

Pelamos, lavamos y cortamos en trozos las patatas. 
Lavamos y limpiamos bien las judías. Las troceamos al gusto.
Lavamos bien los huevos, que no quede nada de suciedad en la cáscara.
En una olla, ponemos agua a calentar con una pizca de sal , y añadimos las patatas y los huevos. 
Cuando el agua rompa a hervir añadimos las judías. ( Yo la verdura no la cuezo en exceso, para que mantenga el color y el gusto al dente, pero puedes echarlas antes con las patatas si a ti te gusta más echa.) 

Mientras estas se hacen, ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva y los 2 ajos. Los salteamos bien, y cuando veamos que están dorados, apartamos del fuego antes de que se quemen. Dejamos que el aceite se enfríe un poco, y cuando esté tibio le añadimos un chorrito de vinagre blanco al gusto. 

Cuando la patata, el huevo y la judía esté bien cocido, lo colamos para retirar el agua. 
Pelamos los huevos, y los volvemo0s a poner junto a las patatas y las judías.
Ya solo queda regar todo con la ajada de aceite y vinagre por encima y listo para degustar! 

Te animas?