miércoles, 2 de octubre de 2013

Pizza de Higos y Queso de Cabra


Que rápido llegó Octubre verdad? Con la llegada del Otoño se supone que también llegará el frío, pero por aquí seguimos en manga corta... Y ya se que yo voy por libre, porque las embarazadas bombeamos más sangre de lo normal y eso nos mantiene el cuerpo calentito, pero aun así es el comentario general de ahí fuera...
En Otoño nos despedimos ya casi de los Higos, y con lo bonitos que son, bien merecen una mención especial no? Además dicen que son muy buenos para el embarazo, ya que ayudan a sentirse menos cansada tanto fisica como mentalmente... De todos modos, ellos se van ya, al menos los frescos, nos quedan los higos secos, confituras, y demás versiones... Pero a mi ya no me harán falta hasta la próxima temporada porque si las cuentas no fallan Octubre, también es el mes de Nico. ;-) Así que mientras espero, os cuento esta receta que está de muerte!!!



Ingredientes para el relleno: 

-Hojas frescas de espinaca.
-Queso de cabra.
-Uvas moradas
-Granada fresca
-Salsa de Tomate Casera (Ver receta aqui) 
-Higos frescos morados.
-Mozzarella rallada
-Oregano

Para la masa:

-300 grm de harina
-15 grm de levadura fresca
-1/2 Cucharadita de sal.
-2 Cucharadas de Aceite de Oliva
-150ml de Agua tibia.

Para darle nuestro toque dulce:
-Miel




Empezamos por la masa:
En un cuenco disolvemos la levadura en el agua caliente y dejamos reposar unos minutos. (10 min. más o menos).
Añadimos el aceite lentamente y tamizamos la harina con la sal.
Mezclamos bien, y cuando esté todo bien integrado hacemos una bola que meteremos en un cuenco, y lo cubrimos con un plástico.
Dejamos levar como una hora o hasta que doble el volumen. Yo lo que suelo hacer es ponerlo en el horno a 40ºC de forma que el tiempo se reduce. 
Cuando esté lista, dividimos la masa en dos o en cuatro partes, dependiendo de la medida que quieras para tu pizza. La masa que sobre la puedes congelar así en bolitas, y cuando la necesites la sacas una hora antes y listo.
Extendemos la masa con un rodillo sobre papel de hornear.

Añadimos la salsa de tomate casera sobre la base, y espolvoreamos de Oregano y un poco de mozzarela rallada. 
Metemos al horno, precalentado en opción pizza, con calor solo por debajo, unos 10 min. Colocaremos la base en el penultimo nivel empezando por arriba. Pasado este tiempo subimos la base a media altura y dejamos que se haga 5 min más, aproximadamente. Estos tiempos dependerán de cada horno. De esta forma la base quedará crugiente y perfecta.

Sacamos del horno y montamos la pizza con el resto de ingredientes:
Primero las hojas de espinaca fresca, los higos cortados en gajos, la granada, el queso de cabra en rulo y unas cuantas uvas moradas.

Salseamos todo con un chorrito de miel. 



    *Nota: Esta es una pizza de lo más original para mi gusto. Es sana, y ligera.
    El contrapunto dulce salado es una pasada, y la masa calentita y recien hecha como base le da una mezcla de texturas y sabores de lo más variopintas. Y ya el toque de miel corona del todo esta maravilla que sin duda haré más veces...
    Ahora pasando la receta al post, he pensado que igual unas nueces o unas pasas salteadas también le irían de lujo no? Ahí lo dejo! Espero que os guste!! :-)